"LOS EXPERTOS EN COMBATIR NO SE ENCOLERIZAN, LOS EXPERTOS EN GANAR NO SE ASUSTAN. ASÍ, EL SABIO GANA ANTES DE LUCHAR, MIENTRAS EL IGNORANTE LUCHA PARA GANAR"

Zughe Liang

dijous, 31 de març de 2011

Actualidad bélica, Dharma, y Nyanaponika Thera

En la época actual, y tras dos guerras mundiales, la historia parece repetir su lección a la humanidad en voz más alta que nunca, porque la turbulencia y el sufrimiento que, lamentablemente, son por lo general equivalentes a la historia política, van afectando, directa o indirectamente, a un sector cada vez más amplio de la humanidad. Y, sin embargo, no parece que estas lecciones se estén aprendiendo mejor que antes. Para una mente atenta, un hecho aún más impresionante y desgarrador que todos los numerosos ejemplos singulares de sufrimiento producidos por la historia reciente es la extraordinaria y trágica monotonía de conducta que inclina a la humanidad a prepararse otra vez para un nuevo asalto de esa delirante locura llamada guerra. El mismo viejo mecanismo está en marcha otra vez: la interacción de la codicia y el miedo. El ansia de poder o el deseo de dominar son apenas refrenados por el miedo: el miedo a los instrumentos de destrucción, enormemente perfeccionados por el mismo hombre. Sin embargo, el miedo no es un freno muy seguro para los impulsos del hombre y envenena constantemente la atmósfera, creando un sentimiento de frustración que de nuevo atizará las llamas del odio. Pero los hombres siguen sin hacer más que atender futilmente a los síntomas de su enfermedad y permanecen ciegos a las fuentes de la misma, que no son otras que las tres potentes «raíces de todo lo pernicioso» (akusala-mūla) señaladas por el Buddha: codicia, odio y ofuscación.

A este insano y verdaderamente demencial mundo nuestro le llega una antigua enseñanza de sabiduría eterna y guía segura: el Buddha-Dhamma, la Doctrina del Iluminado, con su mensaje y su poder de curación; llega con la seria y compasiva, pero tranquila y discreta pregunta de si, esta vez, las gentes del mundo estarán dispuestas a asir la auxiliadora mano que el Iluminado ha extendido a la humanidad sufriente a través de su enseñanza intemporal. O ¿esperará el mundo otra vez hasta conseguir que se desencadene una nueva y aún más horrible prueba que puede muy bien acabar en el ocaso definitivo, material y espiritual de la humanidad?

Las naciones del mundo parecen irreflexivamente dar por sentado que sus reservas de fuerzas son inagotables. Contra tan injustificada creencia está la ley universal de impermanencia, el factor del cambio incesante, que con tanto vigor enunció el Buddha. Esta ley de impermanencia incluye el hecho mostrado por la historia y la experiencia diaria, de que las oportunidades exteriores para la regeneración material y espiritual, así como la fuerza vital y la preparación interior necesarias para ello, nunca son ilimitadas, ni para los individuos ni para las naciones. ¡Cuántos imperios tan poderosos como los actuales no se han desmoronado y cuántos hombres, a pesar de su arrepentimiento y «buenas intenciones», han tenido que enfrentarse a un implacable «demasiado tarde»! Nunca sabemos si no será este preciso instante o esta presente situación la que nos abre las puertas de la oportunidad por última vez. Nunca sabemos si la fuerza que todavía sentimos latiendo en nuestras venas, aunque débil, no será la última capaz de sostener nuestra lamentable situación. De aquí que este preciso instante sea el más precioso. «¡No dejes que se te escape!», advierte el Buddha.

El mensaje del Buddha llega al mundo como método eficaz de ayuda para los problemas y aflicciones del día presente y como cura radical para el siempre presente mal. En la mente del hombre occidental puede surgir la duda de cómo puede ayudarle en sus problemas actuales una doctrina del lejano y extraño Oriente. Y habrá incluso en el Oriente quien se pregunte cómo palabras dichas hace 2500 años pueden tener aplicación en nuestro «mundo moderno», salvo en un sentido muy general. Aquellos que alegan la distancia en el espacio (queriendo con ello, en realidad, significar diferencias de razas) deben preguntarse si Benarés es realmente más extraña a un ciudadano londinense que Nazareth, de donde surgió una enseñanza que ha llegado a ser parte familiar e importante de la vida del mismo ciudadano. Deben también admitir que las leyes matemáticas, establecidas hace largo tiempo en la lejana Grecia siguen teniendo hoy la misma validez, tanto en la Gran Bretaña como en cualquier otra parte. Son precisamente esos objetores los que deben considerar el gran número de factores básicos de la existencia que son comunes a toda la humanidad, ya que estos, de los que habla sobre todo el Buddha, que objetan la distancia en el tiempo, recordarán, sin duda, muchas palabras de oro de sabios y poetas muertos hace mucho tiempo, que pulsan cuerdas tan profundas y afines en nuestros propios corazones que nos hacen sentir muy vívidamente en vivo e íntimo contacto con aquellos grandes hombres que dejaron este mundo hace mucho tiempo. Tal experiencia, contrastada con el insensato parloteo «de actualidad» de la sociedad, la prensa o la radio, comparada con aquellas antiguas voces de sabiduría y belleza, parece emanar del nivel mental del hombre de la edad de piedra aderezado a la moda de hoy. La verdadera sabiduría es siempre joven y está siempre al alcance de una mente abierta que se ha esforzado por ponerse a la altura y se ha ganado la oportunidad de escucharla.

Nyāṇaponika Thera, «El Corazón de la Meditación Budista», Eyras, Madrid, 1982.

dissabte, 15 de gener de 2011

Acción directa en el Dharma


En este vídeo grabado cuando casi todo el mundo celebraba el nuevo año, muestra como son liberados unos perros que estaban condenados a que se experimentara con ellos. Es una lección de que a veces las palabras no son nada y la acción lo es todo.  Mientras unos están hablando sobre la liberación de los animales o de legislar sus derechos etc., otros pasan a la acción y liberan a los animales de su condena.
Creo que las dos cosas son necesarias, el dialogo y la acción directa, es más, creo que deberían coordinarse para llegar más lejos en sus objetivos. Pero cuando el diálogo y las palabras sólo sirven para marear la perdiz y mantener el statu quo, la acción directa es vital.
Y todo esto lo comento en relación al Dharma, donde lo más importante es la experiencia directa. A veces hablo mucho sobre el Dharma, y me pierdo entre palabras y divagaciones varias que no me llevan a ninguna parte excepto a alimentar mi identidad.
Así que por eso escribo esto, porque de la misma manera que creo que la acción directa es importante en la liberación animal (por ejemplo, pase lo que pase, esos 36 perros ya no son carne de cañón de las empresas, aunque haya millones de ellos todavía presos), también tengo que aplicar la experiencia directa en el Dharma y las prácticas para liberar a mi propia naturaleza de la identidad que la mantiene presa, aunque sepa que hay millones de seres humanos presos también, si no nos liberamos nosotros mismos no podremos hacer nada para liberar a los demàs.

dimarts, 2 de novembre de 2010

Día mundial del veganismo

Ayer día 1 de Noviembre fue el día mundial del veganismo. De hecho cada día es el día mundial o internacional de algo. El sistema económico imperante crea o absorbe muchos de estos días convirtiéndolos en lúdico-festivos y/o generadores de dinero para algo o alguien. Así que, en el fondo, poco importa que día fue ayer excepto como excusa para escribir en el blog y para que algun despistado se pregunte que es eso del veganismo.
Una vez dicho esto, querría decir que tanto el veganismo o vegetarianismo son unas opciones que voluntariamente rechazan formar parte de la cadena perpetua de explotación, dolor y maltrato de los animales para satisfacer los hábitos de alimentación y consumo en general. Es decir, que hay una consciencia sobre los hábitos y gustos adquiridos, y aunque esta consciencia sea a través de la identidad creo que con ella se toca alguna tecla que nos indica que hay una identidad construida. Una identidad que en lugar de protegernos nos esclaviza. Son teclas que, con una visión muy optimista, pueden tocar síntomas y hacernos preguntas sobre causas si hay ganas de seguir explorando.
Por otro lado, un tema importante en el día del veganismo fue que una de las palabras más escritas, pronunciadas y seguramente pensadas fue la de “sufrimiento”. Hay un gran vínculo antropomorfista en el mundo de la protección de los animales. Yo mismo era un gran defensor de la lucha contra el “sufrimiento” infligido a los animales. Así que espero seguir explorando y tocando las causas que de mi propio sufrimiento para poder acabar con el “sufrimiento” de todos los seres.

divendres, 25 de juny de 2010

Lo que consumes es lo que realmente estás apoyando






“Representar algo, pensar por uno mismo. Estos han sido siempre un catalizador de cambios. Es importante comprender lo que representas y las consecuencias que en otras personas tendrán tus acciones. Es ilógico predicar políticas antigubernamentales y apoyar algunas de las industrias más grandes del gobierno (carne, productos lácteos, alcohol, tabaco). Es, también, inconsistente pedir amor y respeto para los animales y odiar a alguien que elige amar a alguien de su mismo sexo. Antes de apuntar con el dedo, necesitas estar seguro de que comprendes las consecuencias de tus acciones. No es una competición, se trata de mejorarse a uno mismo. Todo lo que consumes apoya algo. ¿Sabes bien qué estás apoyando?
Morning again

Esta cita la uso para hablar nuestros hábitos de consumo en general, y de los hábitos de alimentación en particular. Antes de acabar en bandejas en los supermercados,  los animales terrestres vivieron  en la granja. La siguiente estación para ellos es el matadero. El viaje de la granja al matadero se realiza cuando se considera que valen más muertos que vivos. La granja es una factoría de productos animales, no una acogedora residencia donde los animales disfrutan y se alimentan. La llamada a la rebelión es clara: la granja es un infierno para los animales. ¿Necesitamos criar a miles de millones de animales, con el enorme drama que ello representa para las vidas de cada uno de ellos?

Siendo conscientes de lo que apoyamos al consumir podemos ser, al menos, menos partícipes del desastre que el ser humano causa al resto de seres vivos. No podemos ser maximalistas porque no podemos controlar quien o como se hacen y/o llegan a nosotros todos los productos a consumir, pero hay hábitos que podemos controlar. En el tema de alimentación es relativamente fácil no apoyar los productos de origen animal. Más difícil es saber cómo se han cultivado los de origen vegetal y como esquivar los transgénicos o el monstruo monopolizador de semillas Monsanto.

Aunque el tema del consumo animal en alimentación es uno de los más dramático, en otros campos también podemos actuar, por ejemplo, se pueden utilizar sistemas operativos linux y no apoyar los modelos ultra cerrados de apple o microsoft, o al menos piratearlos para saber qué modelo apoyamos...y así muchos más ejemplos, cada uno con el tema que esté más concienciado, y así ayudar a sensibilizar su entorno.

dijous, 27 de maig de 2010

Medusas y Yo

Empieza la temporada de playa y empieza la gran catástrofe del bañista, las medusas. Empieza a verse por los medios de comunicación de masas las noticias sobre las plagas de medusas, el “contratiempo” que supone para la gente que quiere bañarse, las imágenes de gente sacando y matando medusas a pie de playa etc.
También empiezan las elucubraciones sobre porque aparecen tantas medusas en las playas, que si el calentamiento del agua, que si la rotura de la cadena trófica, ya que los humanos estamos acabando con los depredadores naturales de medusa como el atún, tortuga marina, pez espada, etc. También interfiere el aumento de población en las zonas costeras que vierten continuamente aguas residuales al mar añadiendo gran cantidad de nitratos procedentes de la agricultura intensiva, cosa que convierte a las aguas playeras en un caldo de cultivo perfecto para el plancton del cual se alimentan las medusas. Podemos añadir que la disminución del cabal de los ríos por la falta de lluvias y la construcción de presas ha hecho que se reduzca la cantidad de agua dulce que llega al mar. El agua dulce reduce la salinidad de la costa y forma un cinturón que impide a las medusas acercarse a las playas.
Cada año se repiten los mismos comentarios de los bañistas en época de vacaciones y de los medios para que no sufran daños los humanos.
Y al final pasa el verano, nadie propone cambios para que el año siguiente dejen de morir tantas medusas en las costas. Sólo quedaran anécdotas de gente con sus picaduras hablando por televisión, imágenes de niños sacando a las medusas con palos etc.

Mucho dudo que se propongan verdaderos cambios como recuperar el equilibrio del ecosistema, invertir la tendencia a vivir en la costa, la depuración total de las aguas residuales, desarrollar una agricultura con menor impacto ambiental, moratorias de pesca, etc.
No, nada de todo esto pasará, sencillamente se volverá a hablar del tema cuando vuelva a ocurrir dentro de unos meses. Incluso se ha llegado a decir que se podria aprovechar la situación para apreciar los platos de cocina de medusa. Tal vez si todas las medusas que llegasen a la playa fueran Chironex fleckeri (avispa de mar) y matara en menos de tres minutos a cualquiera que la tocara puede que se aplicaran cambios. A veces deseo que la naturaleza se rebele y no permanezca impasible al virus humano, pero afortunadamente la naturaleza está muy por encima de mis reflexiones.
Mientras tanto seguiremos siendo espectadores de más absurdidades humanas respecto a la naturaleza, tan lejos de nosotros.

dijous, 22 d’abril de 2010

cumpleaños feliz???

"Hoy es el día que los muchos que siguen vivos y me conocen quizá recuerden como la fecha en la que se supone que debo celebrar mi propio nacimiento.

Todo eso está muy bien, pero es bueno preguntarse qué importancia tiene mi nacimiento o, de hecho, cualquier nacimiento.

En el pasado he sido diletante y poca cosa más (y supongo que esta mente con identidad y cuerpo lo siguen siendo). La práctica del diletantismo consiste en cultivar un arte o una rama del conocimiento sin preparación seria, no metódicamente, no por profesión. Y se me da bastante bien, pasando de una cosa a otra sin terminar nada, ad infinitum. Mucho ruido y pocas nueces."  
Después de aprovechar mi cumpleaños para adaptar un texto ojeado desde la montaña, quería comentar que los cumpleaños son otra convención humana muy ligada al sufrimiento. Los años pasan, nos hacemos viejos, llegan enfermedades, nos asaltan preguntas como ¿que he hecho en mi vida? ¿para que ha servido? etc... a fin de cuentas los cumpleaños son una referencia del tiempo imparable.
Esto no pasa con los animales, su vida de presente continuo está libre de las ataduras del tiempo. Simplemente hacen lo que tienen que hacer cuando lo tienen que hacer en medida de lo posible. Una formidable armonía con el tiempo, no una lucha contra el. Incluso cuando los humanos les alteramos su vida con crueldad ellos actúan con la naturalidad de las circunstancias.
Siempre he tenido una extraña sensación de envidia al ver a los animales no domesticados moverse en plenitud y libertad, sin ningún condicionamiento más allá de su propia naturaleza. 
Que lejos me encuentro de ese estado, que fácil, sencillo y simple seria vivir según la propia naturaleza, y que poca libertad tengo en mi red de sentimientos, emociones y pensamientos que me tienen alienado.

dilluns, 12 d’abril de 2010




Este video es la parte final de Earthlings, un premiado y conocido documental sobre la explotación animal.


Lo pongo aquí porque lo he vuelto a ver intentando ver la experiencia del dolor y el abuso, y no el sufrimiento. Evidentemente si lo he visto con odio a la causa de ese dolor y abuso, y eso me causa sufrimiento. Pero he intentado empatizar con el dolor y el abuso, no con el “sufrimiento” de los animales, y eso es lo nuevo, seguramente muy mental, pero nuevo.
Otra cosa a destacar es que incluso en el tema de los animales y el dolor, hay animales de segunda y tercera clase, por ejemplo los insectos, gusanos, etc...que no aparecen en la mayoría de documentales o textos sobre protección animal.